miércoles, 18 de abril de 2018

¡¡Los extraterrestres llegaron al Instituto Electoral de la Ciudad de México!!

En unos días podán verse en las calles de la ciudad de México estos pósters que se me hicieron la buena onda. El cartel muestra una "noticia" como las que aparecen en tabloides -como el Weekly World News (1977-2007)- y que después retoman como verdaderas los despistados de siempre (los "insolitólogos" y esos que se dicen "investigadores de vanguardia"). Como sea, el póster da un buen consejo.





Los "insolitólogos" y los "investigadores de vanguardia" (el término lo usaba Daniel Muñoz cuando formaba parte del equipo de Jaime Maussán) no hacen lo que recomienda el cartel: dudar, cuestionar, informarse y verificar. Y, como mencioné más arriba, han dado por ciertas las "noticias" de los tabloides. Aquí van algunos ejemplos.

¿Qué fue del extraterrestre que capturó la CIA, según publicó la desaparecida revista Espacio y Tiempo? Aquí toda la historia. 


¿Y qué decir de los soldados rusos que fueron petrificados por los extraterrestres, según el siempre bien informado periodista Maussán? Aquí la historia.


viernes, 30 de marzo de 2018

Más sobre Carlos Díaz

En 1998 ó 1999 asistí a una conferencia de las que Mario Méndez organizaba en el Club de Periodistas. En ésta Héctor Escobar, Héctor Chavarría y Luis Ruiz Noguez plantearon la hipótesis de que los "platillos voladores de plasma" de Carlos Díaz fueran en realidad lámparas de vidrio soplado. 





Juan Chía mandó a hacer lámparas parecidas a las de Díaz y en una emisión de su serie "En busca de lo desconocido" mostró, con la ayuda de un fotógrafo profesional, la forma de trucar fotografías y videos con las mencionadas lámparas. 





A finales del año pasado, en un foro de discusión, "free_spirit" escribió que Díaz usaba lámparas de vidrio soplado para trucar su material. "free_spirit" no hizo ninguna referencia a lo planteado por los ex integrantes de la Sociedad Mexicana para la Investigación Escéptica (en el 2009 publiqué en Las patillas de Asimov un texto sobre esta hipótesis y en el 2011 amplié la información), tampoco se refirió al programa de Chía (que se transmitió a finales de la década de los años noventa). 


Pero su nota incluyó dos fotografías de lámparas de vidrio soplado parecidas a los platillos de Díaz. Según la nota, Díaz mandó a hacer las lámparas en una fábrica de vidrio que en ese entonces se encontraba cerca del domicilio del "contactado". De igual forma, "free_spirit" hace referencia a supuestas declaraciones de un trabajador de esa empresa. Sin embargo, no ofrece datos para corroborar tanto sus afirmaciones (la existencia de esa fábrica y los supuestos dichos del trabajador de ésta) como el origen de las fotos que acompañan su texto. Aquí la nota de "free_spirit".



Por su parte, Alejandro Franz escribió en su página sobre lo afirmado por "free_spirit" y asegura que es el seudónimo de Santiago Yturria (ver aquí). 



¿Tomó "free_spirit" (o Yturria, si Franz tiene razón) la hipótesis de los ex miembros de la SoMIE y del programa de Chía o llegó a ésta de forma independiente?, ¿tendrá alguna investigación sobre el caso? ¿Mandó "free_spirit", al igual que Chía, a hacer otras lámparas tipo "platillos voladores de plasma construidos mediante bio-ingeniería-genética" o cuál es el origen de esos modelos? 

sábado, 24 de marzo de 2018

Una historia de horror queer

A Legión le gusta Gabriele. ¿Y cuál es el problema? Legión es un demonio especializado en posesiones y Gabriele es un aspirante a exorcista. ¿Podrá Legión conquistar al futuro exorcista? La respuesta en mi historia VADE RETRO SATANA!


"Gabriele –que se llamaba así por la admiración que sentía su padre por Gabriele Amorth, “el más grande de los exorcistas del siglo XX”- y Legión –como le llamaba cariñosamente Gabriele, por haber sido el nombre que se dio a sí mismo en el exorcismo en el que se conocieron- asistieron a las marchas del orgullo LGBTTTI desde que comenzaron su noviazgo. Una vez que Gabriele fundó su propia iglesia, Legión comenzó a meterse en el cuerpo de quienes asistían a ésta. Su objetivo, obviamente, era encontrarse con el pastor/exorcista. Los besos, nalgadas y tocamientos de Legión fueron subiendo de intensidad, cosa que ambos disfrutaban. Pero aquello no podía continuar. Que el exorcista debiera tener relaciones sexuales con el demonio como parte del ritual de liberación, resultaría poco convincente."


El cuento aparece en la antología de horror queer de la Editorial Cthulhu.

miércoles, 21 de marzo de 2018

Ana Frank, escritora

Si usted se perdió este programa, puede ver el video de Raquel Castro y Alberto Chimal sobre el mismo tema (porque nunca faltan los que se mueren de ganas porque se demuestre que el diario de Ana Frank es un fraude).


martes, 13 de marzo de 2018

Horror queer: la antología

Al fin la tengo en mis manos.



Carlos Enrique Saldivar escribe sobre ésta:

El Queer Horror u Horror Queer es un subgénero del horror en el cual se trastoca la sexualidad de los personajes centrales, se trata la temática gay principalmente.

En pocas palabras, es un tipo de horror que trata temas ligados al colectivo LGBT+, que expresa la diversidad sexual y las nuevas formas de expresión (esto implica lo artístico, ergo, lo literario) de los presentes tiempos. Bisexuales, travestis, transexuales, pansexuales, y representantes de otras condiciones sexuales se encuentran en el presente libro, en el cual aparecen toda clase de temas relevantes para la ocasión: el caos, la decadencia, la maldad y la destrucción podrían los ejes sobre los cuales se sostiene el conjunto. El acto sexual y la presencia del sujeto homoerótico son constantes, se entiende que es así porque estamos ante un libro en el cual se explora una sexualidad distinta a la cual estamos acostumbrados, por ende, nos adentramos a un horror (que desemboca en muchos casos en un gore) novedoso, que hechiza y termina conduciendo al lector por las rutas de lo cruento, a la vez cautivador.

Hay diversos puntos dignos de señalamiento. Lo diabólico, que muchas veces se expresa desde el humor negro con un profundo trasfondo crítico de la sociedad, se ve en el cuento «Vade Retro Satana!», de Martín Fragoso...


En suma, recomiendo «Horror Queer», pues creo que es una antología muy necesaria en los tiempos actuales, en los cuales vivimos en un mundo diverso, en donde se está creando un público lector, cada vez más ávido de leer estas temáticas poco tratadas (aun desde las compilaciones de terror) que quizá pueden ser muy trasgresoras, pero resultan envolventes.

Texto completo aquí.

Ángel Zuare, de Middle Age Freak, comenta sobre la antología a partir del minuto 31 (-7.25).

jueves, 8 de marzo de 2018

Reacciones a la refutación newtoniana de los vórtices cartesianos

“Tenía yo andadas bien seguramente 25 mill leguas, quando tuve bastante que reír, acordándome de el tturbillón terrestre de Monfieur Descartes; quien por un rapto de imaginación extravagante hace dar buelta á la Luna alrededor de la tierra en fuerza de su turbillón; de lo que no encontré el menor vestigio.”, expresa Onésimo Dutalón, el personaje al que Fray Manuel Antonio de Rivas hizo viajar a la Luna en sus Syzigias y cuadraturas lunares.



Roger Cotes, quien escribió un prefacio a la segunda edición de los Principios Matemáticos de la Filosofía Natural, obra en la que Isaac Newton refutó los vórtices cartesianos y planteó la gravitación universal, llamó sueños, quimeras y fábulas ingeniosas a los vórtices. Parodia los vórtices planteando a un filósofo que, tratando de explicar la parábola que siguen los proyectiles, imagina una cierta materia sutil imposible de captar mediante nuestros sentidos. “¿A caso no deberíamos reírnos realmente al ver a este nuevo Galileo haciendo tantos esfuerzos matemáticos para introducir cualidades ocultas en la filosofía, de donde han sido tan afortunadamente excluidas? Pero me da vergüenza detenerme tanto tiempo en bagatelas.”

Cotes se rio de los cartesianos en la figura de su "nuevo Galileo" y de sus construcciones quiméricas, es decir, los vórtices. Lo mismo hizo Onésimo Dutalón.



Como veremos en esta entrada, hubo intentos tanto de conciliar los vórtices cartesianos con el sistema newtoniano como de conciliar los vórtices cartesianos con las leyes de Kepler, además de explicar la gravedad en términos cartesianos. Intentaron conciliar la hipótesis de los vórtices con la dinámica celeste newtoniana: Gottfried Wilhelm Leibniz, Christiaan Huygens, Joseph Saurin, Joseph Privat de Molieres, Nicolas Malebranche, Philippe Villemot, Johann I. Bernoulli, Antoine Cavalleri, Colin Maclaurin, Leonhard Euler, lean Bouillet y Daniel Bernoulli, entre otros.

De lo anterior es de lo que trata un texto, de Eric J. Aiton, de la parte B del libro Planetary astronomy from the Renaissance to the rise of astrophisics: The vortex theory in competition with Newtonian celestial dynamics.

Vayamos pues a las reacciones a la refutación newtoniana de los vórtices cartesianos.

Entretiens sur la pluralité des mondes de Bernard le Bouyer de Fontenelle fue una obra popular que introdujo las ideas generales de la teoría de los vórtices a un amplio público lector. En su Eloge de Newton, Fontenelle contrastó los métodos de Descartes y Newton. Decía que Descartes parte de lo que claramente entiende para encontrar la causa de lo que observa y Newton procede de lo que ve (los fenómenos) para llegar a la causa, sea ésta clara u oscura. De igual forma, señaló que aunque el sistema newtoniano tenía algunos aspectos muy ventajosos, el sistema cartesiano agradaba más al intelecto.



Los primeros apuntes críticos que se conocen sobre la dinámica de fluidos que Newton desarrolló en sus Principia son los de Gottfried Wilhelm Leibniz (textos anteriores solo la resumieron o la elogiaron, o simplemente la ignoraron). Se trata de las anotaciones que hizo en su copia de la obra de Newton. Leibniz (que le atribuía a Kepler la idea de los vórtices y que, además, suponía que Descartes no le había dado el crédito correspondiente) se mostró en desacuerdo con algunas hipótesis y suposiciones de Newton (no distinguir entre resistencia absoluta y relativa, por ejemplo). En 1698 publicó el primer intento de conciliar los vórtices cartesianos con las leyes de Kepler. Un año después explicó la gravedad como el efecto de un impulso transmitido a través del éter. Leibniz distinguía dos vórtices independientes: uno que causaba la gravedad y otro que transportaba los planetas. Leibniz pensó que tanto su hipótesis como la de Newton podían coexistir, sin embargo consideró que la suya, al tener mayor poder explicativo, era preferible.

Por su parte, Christiaan Huygens (1629-1695) aceptó con reservas el sistema newtoniano. Entre otras cosas rechazó el vacío de Newton ya que pensaba que la luz no podía transmitirse a través de éste. En su Cosmotheoros, que se publicó en 1689 de forma póstuma, propuso su modificación a los vórtices cartesianos, Eric J. Aiton dice: “Los vórtices de Huygens (que rodeaban a cada estrella) no eran ni densos ni contiguos sino dispersos en el espacio para no obstaculizar las rotaciones libres de cada uno. No ofreció ninguna razón por la cual tales vórtices, sin restricciones externas, debían mantenerse unidos.”


                                                    Vórtices cartesianos

El newtoniano David Gregory (1659-1708) reconoció como bueno pero imperfecto el intento de Leibniz por conciliar los vórtices y las leyes de Kepler, además de que le encontró varios errores. El propio Newton publicó de forma anónima sus objeciones a Leibniz.

Joseph Saurin (1659-1737) intentó explicar la gravedad terrestre como efecto de una rápida circulación del éter. La gravedad, en la física cartesiana, se debe a un desplazamiento hidrostático: los cuerpos sólidos son desplazados hacia abajo por tener menos fuerza centrífuga que el éter que circula rápidamente. Para Aiton “Esta idea de un éter no resistente que podría ser causa de la gravedad podría haber conducido a una reconciliación temprana de los sistemas newtoniano y cartesiano si hubiera sido aceptada en general.”

Joseph Privat de Molières (1677-1742) basó su defensa de los vórtices en las ideas del abad Philippe Villemot, quien en 1707 publicó Nouveau systéme ou nouvelle explication du mouvement des planétes, y Nicolas Malebranche, considerado el más importante de los cartesianos contemporáneos de Newton.

Algunos criticaron los escasos conocimientos en matemáticas de Villemot (no sabía cálculo) y encontraron su obra de poco valor. Villemot intentó explicar diversos fenómenos celestes mediante vórtices solares y terrestres (la precesión de los equinoccios y la rotación de los planetas y lunas sobre sus ejes, entre otros). A pesar de ello Villemot, al igual que Malebranche, rechazó la explicación cartesiana de la gravedad; ambos personajes aceptaban los resultados de Huygens, en el sentido de que, para explicar cartesianamente la gravedad, el éter debía alcanzar velocidades extremas.

Por otro lado, a diferencia de Newton, Descartes consideraba que eran distintas las causas de la desviación de un planeta desde una trayectoria recta y la caída vertical de los cuerpos en la Tierra. Villemot también se separó de Descartes en este punto, ya que trató de identificar la gravedad de los planetas alrededor del Sol con la gravedad terrestre.

Sobre la idea de que la fuerza de gravedad disminuye con el cuadrado de la distancia, Privat de Molières, en un primer artículo, trató de demostrar que esa disminución era un efecto de la compresión externa del vórtice. Con eso y con su demostración de la tercera ley de Kepler, pensó que quedaba establecida la veracidad de los vórtices.

En un segundo artículo “demostró” que un éter (con las características propuestas por Malebranche: éter formado por pequeños vórtices elásticos) podía girar de forma elíptica, de tal forma que las órbitas elípticas de los planetas no entraban en contradicción con los vórtices cartesianos (como Newton aseguraba). En un tercer artículo mostraba que las capas de un vórtice seguían la segunda y tercera ley de Kepler. Como ya había demostrado que la gravedad en un vórtice esférico disminuía de acuerdo con el cuadrado de la distancia, supuso que la misma relación se mantendría en un vórtice elíptico que era casi esférico. A continuación llegó a la conclusión de que como Newton había demostrado la consistencia de la segunda y la tercera leyes de Kepler con una ley que apelaba al cuadrado inverso para la gravedad, entonces las mencionadas leyes de Kepler y su vórtice elíptico eran consistentes.

Entre 1734 y 1739 Privat de Molières publicó un tratado en cuatro volúmenes con el que terminó su tarea de conciliar los sistemas de Newton y Descartes. Aiton afirma que dicho tratado fue el último libro cartesiano que abarcaba todo el campo de la física terrestre y astronómica.

Hubo otros trabajos en los que los cartesianos trataron de armonizar el desarrollo newtoniano sobre la gravedad y los movimientos planetarios con los vórtices, y entre 1728 y 1740 hubo varios ensayos premiados por la Real Academia de Ciencias. Uno de éstos fue el de Johann I. Bernoulli, quien al inicio indica que una defensa de la existencia de los vórtices podría parecer a muchos filósofos la obra de un fanático, y sugiere que sólo la intervención milagrosa de Dios podría explicar los regulares movimientos planetarios mediante vórtices. Esta última afirmación podría hacer pensar que no se trataba de una verdadera defensa, sin embargo Bernoulli presentó sus objeciones serias al trabajo de Newton. Para este autor, las razones para afirmar que la hipótesis de los vórtices era incompatible con la tercera ley de Kepler estaban equivocadas. Newton se equivocaba, entre otras cosas, en sus principios de atracción y vacío y en sus consideraciones sobre la fricción (contrario a lo que pensaba el autor de los Principia, la fricción es independiente del área de contacto entre sólidos). Bernoulli también concilió el movimiento de los vórtices con la tercera ley de Kepler.

El jesuita Antoine Cavalleri, Colin Maclaurin, Leonhard Euler, lean Bouillet y Daniel Bernoulli, entre otros, también mezclaron los sistemas newtonianos y cartesianos, o justificaron uno en términos del otro.

Aquí más sobre las Syzigias y cuadraturas lunares de Fray Manuel Antonio de Rivas. 

sábado, 24 de febrero de 2018

¿Dónde te agarró el temblor? y/o De mi investigación sobre las Sizigias

El pasado 19 de septiembre, unos diez minutos antes del terremoto (inició a las 13:14 horas, aproximadamente) y mientras mi computadora se terminaba de cargar, me tomé esta foto en la biblioteca Francisco Zarco, al sur de la ciudad de México (a un costado de la Alberca Olímpica/Gimnasio Juan de la Barrera).



Me disponía a continuar trabajando en el prólogo del libro ¡He descubierto Z! de Luis Ruiz Noguez, proyecto en el que estaba atrasado. Algo que me paralizaba era que deseaba lograr un texto con el cual me sintiera satisfecho, es decir, que no estuviera escrito "al ahí se va" o "para salir del compromiso"... Afortunadamente logré escribir un prólogo que me gustó.

Tuve que permanecer dentro de la biblioteca durante todo el terremoto, pues uno de los encargados nos impidió usar las escaleras. Me sentí frustrado, ya que a los pocos usuarios que nos encontrabamos en el primer (y único) piso nos separaban unos cuantos metros de la salida y, por sus movimientos, me pareció que el edificio podría derrumbarse.

La biblioteca no tiene catálogo electrónico (aún hay que revisar tarjetas en ficheros, ya sea por título o por autor), el orden de los libros muchas veces no es lógico, el material más reciente ni siquiera está clasificado y de la mayor parte del acervo sólo hay un ejemplar (a diferencia de otras bibliotecas que tienen cinco o seis ejemplares de cada título).

A pesar de esos inconvenientes he encontrado material sumamente bueno y que me ha servido en mi investigación sobre las “Sizigias y cuadraturas lunares”, una historia de viaje a la Luna y cuyo personaje se declara newtoniano y anticartesiano, escrita durante la Nueva España.

Una ventaja de esta biblioteca es que, a pesar de que el prestamo a domicilio es sólo por una semana, la encargada no aplica las sansiones correspondientes cuando uno devuelve los libros después de lo señalado (se supone que el castigo consiste en varios días sin poder sacar material). "Se trata de fomentar la lectura, no de desanimar a los usuarios.", me explicó un día y lo agradecí mucho.

Para el prestamo no utilizan algún lector de código de barras. Sacan una tarjeta del libro, en ésta anotan las fechas de préstamo y de devolución. La credencial del usuario y la mencionada tarjeta se quedan en la biblioteca. Los libros tienen una tarjeta pegada, en ésta también se anotan las fechas referidas. Finalmente, en una libreta anotan los datos de los libros, cuándo se prestan y cuándo se devolverán. Al regresarlos ponen sellos en todas las fechas de devolución anotadas.

Una vez que pasó el temblor nos informaron que la biblioteca cerraría sus puertas.

En algún momento de octubre fui a la biblioteca pero aún estaba cerrada. Hacia mediados/finales de noviembre hablé por teléfono y me dijeron que habían abierto desde hacía unas tres semanas.



Las "Sizigias y cuadraturas lunares..." fueron escritas, en la Nueva España, por Fray Manuel Antonio de Rivas hacia 1775. El protagonista construye, gracias a sus conocimientos de física newtoniana, una máquina voladora con la que logra llegar a la Luna (aquí todos mis textos sobre este tema).

Para entender el contexto (científico, histórico, filosófico y literario) en el que fueron escritas me han servido varios libros que pueden consultarse en la mencionada biblioteca. Son los siguientes.






jueves, 8 de febrero de 2018

martes, 6 de febrero de 2018

Salió el número seis de Las aventuras del robot escéptico enmascarado, no lo pida con su voceador, consúltelo aquí

Ya está cerca el día del amor y la amistad. ¿Cómo se la pasará nuestro amigo? Parece que no tan bien. ¿Podrá controlar sus celos o afectarán su relación? Por lo pronto, si a usted le interesa la divulgación científica, visite el canal en YouTube de El robot de Platón (clic aquí). 









viernes, 2 de febrero de 2018

Los escépticos de la homeopatía vistos por un estudiante de homeopatía

Que no se diga que este escéptico seudoescéptico solamente recomienda revistas de charlatanes (o sea publicaciones en las que se hacen críticas a la homeopatía, si vemos desde la perspectiva de los defensores de esa "medicina") o que sólo cita a sus amiguetes. No, señor. En esta ocasión va contracorriente y recomienda y cita el número 706, correspondiente a enero y febrero del año pasado, de la revista La Homeopatía de México (puede consultarse aquí), que incluye un artículo de Luis Ángel Vite-Flores (estudiante de la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía del Instituto Politécnico Nacional) sobre los escépticos de la homeopatía en México. Conozca usted quiénes son, qué dicen, cuáles son sus trampas semánticas y retóricas, y sus actividades para desacreditar esta práctica médica alternativa.



El autor del texto dice de los seudoescépticos (él nunca emplea esta palabra): "Estos grupos de presión identifican a la Homeopatía como una forma de religión o superstición basada meramente en la fe; se presentan con un discurso aparentemente científico e independiente, pero lleno de trampas semánticas y basado en un juicio a priori cuyo postulado central es que la Homeopatía es “pseudociencia, fraude, charlatanería y magia porque carece de lógica pragmática y sentido común” debido a que, sostienen, los medicamentos homeopáticos son simplemente alcohol, agua y/o azúcar (así lo presentan en los llamados “suicidios homeopáticos”) por la inexistencia física de principio activo detectable; así, consideran nula su acción farmacológica y terapéutica, o atribuye cualquier mejoría a un mecanismo psicológico de auto recompensa (efecto placebo). También sostienen que no existe una sola evidencia clínica ni experimental que haya demostrado los postulados de la Homeopatía, y cuando consideran que las hay dicen, sin prueba alguna, que todos esos estudios deben estar mal hechos o sesgados por haber sido publicados en revistas médico homeopáticas, diseñados por médicos homeópatas y/o financiados por instituciones médico homeopáticas. Sin embargo, lo que estos grupos omiten decir es que..."

Si quiere usted enterarse de lo que omitimos, vaya al texto. 

Después de mencionar algunos de los grupos de escépticos y a algunos de sus miembros agrega: "En general, este grupo ha escrito desde los años noventa columnas de opinión sobre la Homeopatía, siempre criticando subjetivamente, rechazando y negando toda evidencia positiva en sus blogs personales y en sus revistas (como Razonamientos y Razonando), así como en periódicos de circulación nacional (Milenio, El Universal, Excélsior, Reforma) y local (Por esto! Yucatán y La Jornada Aguascalientes. Este discurso ha sido reproducido en su formato original o modificado en diarios locales de Baja California, Campeche, Chihuahua, Ciudad de México, Coahuila, Durango, Michoacán, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sonora, Tamaulipas y Zacatecas."

A continuación me referiré solamente a tres de las múltiples actividades que se examinan en el esclarecedor artículo.

No podía dejar de mencionarse el "suicidio homeopático" o "sobredosis masiva homeopática" que organizó Adán Lerma (ver aquí).

También se menciona el ciclo Pseudociencias bajo la lupa (aquí todas las conferencias):


En realidad el ciclo fue en el 2011. Por otro lado ¿por qué Mario Méndez Acosta no me avisó que yo ocuparía la presidencia de la Sociedad Mexicana para la Investigación Escéptica en 2012?, ¿la sigo ocupando o quién es o fue mi sucesor? Ingeniero Méndez Acosta, le juro que yo nada tengo que ver con lo que publicaron.

Más adelante Luis Ángel Vite-Flores vuelve a meter la pata señala:


En alguna ocasión participé en La mala cabeza, pero el tema fue el escepticismo filosófico. Y jamás he expresado lo que citan. Nunca he formado parte de la SOMIE (así que ni de chiste la he presidido) y las siglas no son SOMIC (como serían en caso de ser la Sociedad Mexicana para la Investigación Científica, como se dice en el escrito). Mario Méndez Acosta sí ha argumentado lo que se dice en las dos primeras citas, pero la última no sé de quién sea. Por otro lado, Méndez no ha sido invitado al programa de Rodrigo Vidal Tamayo y Alfredo Villegas. Cuando en La mala cabeza hablaron de homeopatía no hubo invitado, el programa puede escucharse aquí.

A pesar de esos errores, el artículo es interesante pues señala claramente al enemigo que enfrentan los homeópatas: "Esta guerra mediática sucia es una señal de alarma que debe tomarse en serio, ya que mediante un discurso de retórica falaz que apela a la autoridad escolástica (elaborado en un ejercicio de desinformación, tergiversación y manipulación de información) se ha protocolizado un sesgo ideológico que ha dominado internacionalmente en ciertos sectores académicos y sociales para que se rechace fútilmente cualquier prueba científica favorable a la Homeopatía, mientras se enfatizan y promueven las pruebas que sugieren resultados desfavorables. No debe permitirse que este grupo siente cátedra con su utilitarismo y reduccionismo extremo, a la par de su censura a la libertad de investigación científica. La ciencia es una actividad libre que debe ejercerse con responsabilidad y ética, y que no debe orientarse por los prejuicios de grupos engañosos. La Homeopatía es un modelo médico donde el campo de la investigación científica está creciendo exponencialmente."

Como final, el autor hace un ejercicio de autocrítica. De forma que se cumple lo que dice el editorial: "El autor de la investigación responde con autoridad y conocimiento de causa muchos de los argumentos esgrimidos por este tipo de grupos de presión, al mismo tiempo que realiza una autocrítica en la que señala que hay algunos factores que enriquecen, retroalimentan y robustecen los ataques a la Homeopatía."

En suma, se trata de un artículo con algunos errores, sin embargo éstos no demeritan su análisis de los escépticos de la homeopatía Homeopatía (no escribo "seudoescépticos" porque, como dije más ariba, el autor no emplea ese término). Disfrute usted del artículo y de toda la revista, otros artículos se refieren a los supuestos éxitos de la homeopatía en enfermedades autoinmunes y a la supuesta investigación homeopática moderna. 

Actualización. 9 de febrero.

Daniel Galarza Santiago, el escéptico de Jalisco revisa el artículo de Luis Ángel Vite Flores en Escepticismo (a la mexicana) para homeópatas.

sábado, 27 de enero de 2018

Wittgenstein en monitos 1

"En la facultad de ciencias de la UNAM, con el físico y filósofo José Marquina leímos el Tractatus logico-philosophicus", le dije sonriendo al matemático y filósofo Max Fernández de Castro. Max (académico tanto de la UNAM como de la UAM) es experto en filosofía de las matemáticas, lógica, filosofía analítica y filosofía del lenguaje. Aquel año (2011) Max me asesoró en mi tesina sobre el primer Wittgenstein (El misticismo y la santidad en Ludwig Wittgenstein). 



Gottlob Frege no le entendía y Wittgenstein se desesperaba por tener que darle tantas explicaciones, este último pensaba que terminar la lectura sería una tarea casi imposible. Cuando Wittgenstein leyó el prólogo que Bertrand Russell escribió al Tractatus también se sintió decepcionado, Russell tampoco le entendía. Y lo mismo pasó con los miembros del Círculo de Viena, tardaron en comprender las diferencias entre su filosofía y la de Wittgenstein (la importancia del misticismo, la ética y la estética en el Tractatus). 

Por eso sonreí al contarle a Fernández de Castro sobre nuestra pretensión de haber leído y comprendido el Tractatus. Por un lado, el de Marquina se trataba, para muchos, del primer curso serio de filosofía (en la prepa llevamos algunos cursos obligatorios, pero filosofía de la física era una materia optativa y, por tanto, quienes nos inscribimos lo hicimos por interés). Y, por otro, le dedicamos unas cuantas semanas (el programa abarcaba otros temas: el positivismo de Auguste Comte y los textos de los positivistas lógicos). Tomando en cuenta ambas cosas, resulta de una ingenuidad enternecedora decir que leímos el Tractatus. 



A pesar de esa ingenuidad, el cursó me gustó y me sirvió para conocer a Wittgenstein y comenzar a leer la biografía que sobre el filósofo escribió Ray Monk (por mi cuenta, ese semestre también leí, entre otros libros, Las variedades de la experiencia religiosa de William James, libro que leyó Wittgenstein). 



Recuerdo esto porque un contacto en redes sociales está leyendo el Tractatus y alguien le preguntó si habría una versión con muñequitos. Y sí la hay, al menos de la parte mística. Es de Nathan Wainstein: Visual Tractatus. Lo pueden ver aquí.

jueves, 25 de enero de 2018

Detienen a Antonio Pascual García

Ayer leí la siguiente información en la página Ulisex!: "El rector de la llamada, Universidad Grupo CEDIP (Centro de Educación y Desarrollo en Informática Personal), Antonio Andrés Pascual García, fue detenido ayer, por autoridades estatales acusado del delito de robo de vehículo, inmuebles y despojo de un predio propiedad del finado líder petrolero Joaquín Hernández Galicia, mejor conocido como “La Quina” (...) Pascual García, fue llevado a la cárcel municipal donde dijo sentirse mal de salud, para luego ser trasladado a un hospital donde su esposa, quien es catedrática de la misma Universidad CEDIP, agredió a policías, en la exigencia de atención médica a su marido, por lo que fue sacada del hospital."



Aquí la nota de Ulisex!

Hace unos instantes confirmé la noticia.



"El rector de una universidad particular de Tampico, fue detenido por elementos de la Policía Ministerial de Madero por los delitos de robo y despojo. (...) Actualmente, se le señala como probable responsable de haber invadido una propiedad de Joaquín Hernández Galicia, ex dirigente petrolero, por lo que a raíz de ello se inició un proceso legal en su contra. La detención se realizó durante la tarde de este martes y fue llevado a las instalaciones de la Policía Estatal de la Urbe Petrolera, a los minutos de haber ingresado dijo sentirse mal por lo que requería de atención médica. El rector fue llevado al Hospital Civil de Madero y lo acompañó su esposa, quien exigía atención médica, los elementos al intentar calmarla protagonizó un zafarrancho al interior de la clínica por tal motivo se vieron en la necesidad de sacarla."

Aquí la nota completa.

En el Sol de Tampico dicen: 



El abogado de la familia Hernández Correa, Julio César Cortez Galván, aseguró que “la orden de aprehensión se derivó por los delitos de despojo de inmueble, robo de semoviente y robo de vehículo, la cual fue cumplimentada por personal de la Policía Ministerial la noche del lunes en el municipio de Tampico”. 

“Actualmente estamos en espera de que el juez dicte el auto de formal prisión o libertad, para lo que hay un plazo de hasta seis días”, mencionó el litigante, quien precisó que la causa penal -del procedimiento judicial tradicional- en que se lleva este caso es el 3/2018 radicado en el juzgado con sede en el municipio de Ciudad Madero. 

Los delitos de robo de semoviente y de vehículo, fundados en que en el rancho había cinco reses y una bodega con un tractor al momento de la invasión, son considerados graves por lo que el presunto responsable no alcanza fianza.

Nota completa aquí. Y aquí otra sobre el "escándalo" de la esposa de "Antonio Andrés N.". 


¿Y quién es Pascual García? En enero de 2005, Jaime Maussán y el ingeniero Pascual García se presentaron en el programa de TV "No manches" (lo hicieron en varias ocasiones), que conducía Omar Chaparro. El ingeniero dijo que la "esfera Victoria" era parte de una nave extraterrestre (en realidad es chatarra espacial).



En aquella ocasión nos sorprendió con su exposición acerca de la forma en que funcionan las naves extraterrestres (¡ojo Bob Lazar!): “Me gustaría ver otras últimas imágenes para mostrarles cómo se utilizan estas esferas en los platillos voladores. Porque realmente hay que comparar y que los chicos, los jóvenes puedan sacar referencias de lo que es una nave hecha por el hombre y lo que es una nave hecha por extraterrestres. Esas esferas, si se fijan ustedes, están en el chasis de las naves extraterrestres, y son exactamente como funcionan estas naves extraterrestres, con mecánica cuántica y van pegadas tres esferas, esas tres esferas se utilizan para que la nave entre en un sistema de excitación mediante lo que es la inducción de otro material que es el helio 3”.

En la página del grupo CEDIP, Pascual García muestra con orgullo su "convenio" con Maussán y la entrevista en el programa de Chaparro

Posteriormente le escribí para pedirle más información sobre el grupo CEDIP. Pensó que yo deseaba ingresar, así que me envió los requisitos, uno de ellos era presentar un "Certificado de Salud ( Libre de Sida )".

Cabe recordar que la Comisión Nacional de Derechos Humanos menciona, entre los derechos de quienes viven con VIH o SIDA: a. Nadie está obligado a someterse a la prueba de detección de VIH, ni a declarar que vive con VIH o con SIDA. La prueba de anticuerpos es voluntaria. b. La aplicación de la prueba del VIH no debe ser requisito para recibir atención médica, obtener empleo, contraer matrimonio, formar parte de instituciones educativas o tener acceso a servicios.

En septiembre de 2016, grabó varios videos (en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo y la homosexualidad) en los que dijo cosas como que “…El esperma del hombre cuando entra a la vagina de la mujer se convierte en una hormona natural para la mujer y así de esa manera la mujer pueda controlar sus emociones, su carácter, que no les dé migraña” “…una testosterona bien dada a la mujer, en la pareja hombre-mujer, es lo que va a dar la fuerza para que la mujer pueda usar sus manitas para lavar, para tender, asear…” “El matrimonio, como tal, nosotros lo consideramos, el matri es mujer y el mono es el hombre.”

El personaje de abajo es el profesor Greco Morfema, que interpretaba el comediante Andrés Bustamante, el Güiri Güiri




Ya veremos qué sucede en los próximos días.

Aquí la información sobre las "investigaciones" de Pascual García sobre la esfera Victoria y algunas de las notas periodísticas que se publicaron a partir de que hizo públicos sus videos.